Portada del sitio > La Academia > Académicos de Número > Prudencio Claure, Alfonso

Prudencio Claure, Alfonso

Domingo 27 de marzo de 2016, por Tatiana Alvarado Teodorika

D. Alfonso Prudencio, miembro de número de la ABL.

Nació en La Paz el 27 de agosto de 1927.

Ingresó a la Academia Boliviana de la Lengua el 20 de mayo de 1997. Ocupa la silla con la letra “Ñ”. Su discurso de ingreso, respondido por el académico de número, D. Mariano Baptista Gumucio, titula “El humor, los humoristas y su padre”. Realizó estudios secundarios en el colegio San Calixto de La Paz y estudios superiores en la Escuela Oficial de Periodismo de Madrid. Obtuvo el premio de periodismo de la Fundación Cultural Manuel Vicente Ballivián y el premio Pedro Joaquín Chamorro de la Sociedad Interamericana de Prensa.

Publicó los siguientes libros: Bolivia, typical país (1959); Rosca, rosca, ¿qué estás haciendo? (1961); ¡Tucán verde era mi tía!” (1966); Apariencias (1973); Conversaciones en el motel (1976); Diccionario del cholo ilustrado (1978); Manual del perfecto negrero (1981); Elecciones a la boliviana (1989); Ríete y serás feliz (1995); además del cuento Navidad de Alalaypata (primer premio en el concurso de cuentos de navidad de la Alcaldía Municipal de La Paz, 1957).

Comenzó a realizar actividad periodística en Presencia con una columna titulada “Cartas a mí mismo” con el pseudónimo Paulo; después creó la columna humorística “La noticia de perfil” con el pseudónimo Paulovich. Desde 1968 trabajó en diferentes medios de comunicación escrita contando una amplia producción de crónica humorística, en especial, en los diarios Última Hora y Hoy de La Paz. Actualmente publica en Los Tiempos de Cochabamba, El Mundo de Santa Cruz, Correo del Sur de Sucre y La Razón de La Paz.

Fue Ministro consejero de la embajada de Bolivia en España (1969 y 1992), delegado de la Asamblea general de las Naciones Unidas (1978), diputado por el Departamento de La Paz (1962), concejal de la Alcaldía de La Paz (1987) y Alcalde Municipal de la misma ciudad en 1989. Fundó y fue codirector del periódico Meridiano.

Comentar este artículo