Portada del sitio > La Academia > Académicos de Número > Soriano Badani, Armando

Soriano Badani, Armando

Domingo 27 de marzo de 2016, por Tatiana Alvarado Teodorika

D. Armando Soriano, miembro de número de la ABL.

Nació en Cochabamba el 2 de septiembre de 1923.

Con la lectura del discurso titulado “La lengua culta y las incorrecciones”, ingresó a la Academia Boliviana de la Lengua el 27 de julio de 1978. El discurso fue respondido por el académico de número, D. Mariano Baptista Gumucio. Ocupa la silla con la letra “X”. Está afiliado a la Asociación de Periodistas de La Paz.

Se tituló como licenciado en Filosofía y Letras por una parte, y como licenciado en Derecho y Ciencias Políticas por otra, en la Universidad Mayor de San Andrés. Realizó Altos Estudios Sociales en París.

Entre sus obras publicadas están las siguientes: El cuento boliviano: 1900-1937 (1964), Alba rota (Poesía de 1969); El cuento boliviano: 1938-1967 (1969); Seguridad social (1972): Antología del cuento boliviano (1975 y 1992); El Illimani en la literatura (1976); Perfil del atardecer (poemas de 1976); Poesía boliviana (1977); Agonía de las viñas (poemas de 1985); Rumbo de la fatalidad (cuentos de 1989); Perennidad de los ensueños (poemas de 1991); Pintores bolivianos contemporáneos (1994); La huella transparente (poemas de 1997); Rebelión de los anhelos (poemas de 1997); Visiones de vida (cuentos de 1998); Caleidoscopio (poemas de 2000); Obra poética: 1969-2000 (2001); A río revuelto (cuentos de 2002); Fuego incesante (poemas de 2002); Unos pasos por el cielo (cuentos de 2003); Escondida en mis sueños (novela de 2004); Lumbre de invierno (poemas de 2005); Ensayos sobre cultura boliviana (2007); y Asedio de nostalgias (poemas de 2008). Sus principales ensayos son los siguientes: La lengua culta y las incorrecciones; Tamayo y Horacio; Calancha y su obra; El modernismo y Jaimes Freyre; El cuento boliviano; Bolívar, filósofo; La poesía en Bolivia; La escultura de Marina Núñez del Prado; y Poetas paceños. Además, efectuó un sinnúmero de conferencias, ensayos y artículos de prensa sobre crítica literaria y arte.

Fue distinguido con el Premio de Cultura Pro Arte, con el Premio de Cultura del Club de La Paz por designación de tres Academias nacionales; y con el Premio de Cultura Manuel Vicente Ballivián.

Fue encargado de Negocios de Bolivia en París y embajador de Bolivia ante la Organización de los Estados Americanos. También fue miembro del Consejo Nacional de Cultura, vocal del Consejo Consultivo de Educación y Cultura, miembro del Consejo de Televisión, vocal del Consejo Municipal de Cultura; consejero de la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia, director de la Fundación del Museo Marina Núñez del Prado, gerente general de la Caja Petrolera de Seguridad Social, coordinador del Consejo Técnico de Seguridad Social, coordinador del Proyecto de Seguro Social Campesino, director de la Caja Petrolera de Seguridad Social, miembro del Consejo Técnico del Instituto Boliviano de Seguridad Social, director de la Caja de Choferes de Seguro Social, director del Fondo de Pensiones de Trabajadores de la Banca Privada; asesor de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, asesor de la Comisión de Desarrollo Social de la Cámara de Senadores, coautor del Código de Seguridad Social, director del “Suplemento literario” y la “Revista cultural” del periódico Hoy, redactor columnista de Última Hora; y miembro y asesor de la Sociedad Boliviana de Escritores de Bolivia; además de socio y fundador del Estudio Jurídico Soriano. Finalmente, cumplió funciones como consultor legal de empresas privadas y públicas, habiendo sido catedrático de Introducción a las letras y del Curso monográfico de literatura en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Mayor de San Andrés.

Comentar este artículo